viernes, 4 de junio de 2010

El mito de la violencia religiosa.



Estimados Amigos,


Con gran satisfacción presentamos la obra de William T. Cavanaugh El mito de la violencia religiosa. Ideología secular y raíces del conflicto moderno.


William T. Cavanaugh es un joven teólogo católico que enseña actualmente en la University of Saint Thomas, en Saint Paul, Minnesota. Hizo sus estudios de teología en la Universidad de Notre Dame, en Notre Dame, Indiana (USA); en Cambridge, Inglaterra; y en Duke, North Carolina (USA), donde ha trabajado con el teólogo metodista Stanley Hauerwas. Está casado y tiene tres hijos.

Ha publicado numerosos artículos en revistas científicas, y también contribuciones a obras colectivas, siempre en torno a la relación entre teología, política y liturgia. Además de la obra que presentamos aquí en versión española, The Myth of Religious Violence: Secular Ideology and the Roots of Modern Conflict (Oxford University Press, New York, 2009), ha escrito otras tres obras notables: Torture and Eucharist: Politics and the Body of Christ (Blackwell, Oxford, 1998); Theo-Political Imagination: Discovering the Liturgy as a Political Act in an Age of Global Consumerism (T & T Clark, Edinburgh, 2002), cuya versión española publicamos en su momento (Imaginación teo-política, Nuevo Inicio, Granada, 2006); y Being Consumed: Economics and Christian Desire (Eerdmans, Grand Rapids, Michigan, 2008).



El mito de la violencia religiosa consiste en creer que la “religión” es un fenómeno endémico de todas las culturas y épocas de la humanidad, separable de otros ámbitos de la actividad del hombre que, como la política o la economía, son calificados de “seculares”. Que es, además, particularmente proclive al absolutismo, la disgregación y la irracionalidad, y por consiguiente a la violencia. Cavanaugh demuestra en esta obra, argumentando a partir de fuentes históricas, teológicas y jurídicas, que la “religión” no es una realidad transcultural y transhistórica ni se puede separar de las demás esferas de la actividad del hombre, y que la oposición “religioso-secular” es una invención de la modernidad occidental que se ha ganado un sitio fundamental en el folclore de nuestras sociedades por su utilidad para marginar al “otro religioso” y para legitimar la violencia de los estados modernos, que siempre sería democrática, unificadora y racional. La discriminación entre lo religioso y lo político, nos muestra Cavanaugh en este libro, es un arma política de primera magnitud en manos del estado moderno.



COPE - La Tarde con Cristina.
Juan Manuel de Prada sobre "El mito de la violencia religiosa" de William T. Cavanaugh.

1 comentario:

  1. Hermano excelente post muy buen trabajo con el blog.

    Bendiciones

    ResponderEliminar